Antes de que nacieras, Dios tenía un plan para ti. Nada te hará más feliz que seguir este plan que Dios preparó para ti. Vivimos en una sociedad que nos dice que debemos vivir para nosotros mismos, para buscar nuestra propia felicidad. Pero las ambiciones egoístas estrangulan la vida fuera de ti y te dejan vacío. Sólo haciendo la voluntad de Dios serás verdaderamente feliz. Sólo buscando su voluntad serás capaz de experimentar la vida en su plenitud.

Tipos de Vocaciones

Algunos datos sobre el despertar vocacional:

- Dios nos llama a cada uno de nosotros. Esta llamada se arraiga en el Bautismo, y es una manera de participar en la misión de Jesús. No hay una llamada más importante que otra. La mayoría de la gente elegirá el matrimonio. Algunos no se casarán y elegirán servir a Dios en ese estado de la vida. Otros pueden elegir ser religiosas, sacerdotes o hermanos religiosos. Todas las formas de vida son necesarias dentro del Pueblo de Dios.

- El sacerdocio y la vida religiosa continúan hoy desarrollándose de maneras nunca presentadas por los medios y sus imagenes, negativas y esteriotipadas. Las religiosas, los sacerdotes y los hermanos son "gente normal' que no pretenden ser perfectos hoy, sólo desean estar de servicio de los demás con su vida y trabajo, para algún día llegar a la santidad.

- El sacerdocio y la vida religiosa son para mujeres y hombres sanos, felices y enérgios, no para la gente que no tiene ninguna otra opción. El celibato es una opción válida y sana de amar que demanda tener un sentido integro de sí mismo y de su sexualidad. La invitación personal de parte de Dios continúa siendo la razón principal por la que alguien elige considerar la vida religiosa o el sacerdocio como posibles opciones.